BIENVENIDOS

Conozcan mis historias sobre una master system, mis aparatos, cacharreo y demás ideas, por supuesto retro.
Disfuten de mi blog.

domingo, 19 de febrero de 2012

Convierte un casete en un amplificador de sonido estándar, funcionamiento de placa.

Tras algo más de un año, seguimos aquí otra vez, ahora, con una nueva entrega de fascinante tutorial: Todos los que llevemos viviendo en la tierra algunos años conoceremos estas míticas máquinas de audio llamadas casetes, que reproducían música gracias a las cintas musicasete. Un casete puede servirnos para casi todo, para algunas cosas que hasta ahora no hemos puesto en practica y que nos conducían a la duda. Unos 40 años más tarde, aqui vengo yo para solventaros las dudas principales. En cada entrada mencionaré una cosa diferente y unos trucos o explicaciones que posiblemente nos sean útiles, o simplemente, curiosas. Esta entrada es una de las más importantes, ya que convertir un simple casete de hace 20 años en unos altavoces para nuestro computador es algo muy demandado, y a la vez fácil, es decir, un puntazo.
NOTA: Ciertos o la mayoría de casetes no pueden funcionar muy bien como amplificadores en conjunción de ciertos aparatos que no estan preparados para dar un volumen bajo, como ciertos mp4. La solución es facil, añadir al cable un potenciómetro, que explicare abajo como hacerlo. De lo contrario la frecuencia(creo) del sonido será demasiado alta y como consecuencia se producirá un sonido de acople o de vibración tan grande que será imposible distnguir nada del audio, es decir, lo único que escucharás será ruido.
Pongámonos a reunir los materiales, que necesitamos, casi obviamente:

- Destornillador, tijeras, mechero, cinta de carrocero...

- Una clavija con cable jack, para adaptarlo a nuestro ordenador, mp3, tv... aunque podemos preceder de ella si utilizamos el amplificador para algo más específico. La universal es de 3,5mm o algo más gorda, de 6,3, si es como la de los viejos aparatos, por ejemplo, televisores o el PHILIPS N-2533.

-Un potenciómetro normal, si necesitamos valores, creo que de unos 10k o así, pero que vamos, lo arrancamos de una radio y nos va perfecto.(si el cable que usemos incorpora ya un regulador de volumen, como los de los cascos de los chinos, perfecto, no necesitamos este potenciómetro.

- Nada más, salvo el casete, elemental. En mi caso yo utilizaré varios, uno mono de los años 70 y uno stereo de los años 80, para ver los 2 tipos de aparatos y la diferencia entre las diferentes épocas.

El radiocassette de los años 70 será un SANYO M-2415H del año 1973/1974:


Y el de los años 80 será un TOSHIBA RT-75S, modelo especial de BomBeat 75, con switch de mode/beat selection que proporciona una gran calidad de audio, del año 1982?.


 Y ahora, si todavía estamos con la duda de si es esto posible, haceros a la idea de que muy pronto estaremos jugando al mame escuchando los disparos mediante nuestro casete de siempre. Esto es posible ya que básicamente un casete no es más que un amplificador, un amplificador de sonido, como los altavoces de nuestro pc, solo que este trabaja a unas frecuencias de amplificación muy bajas. El casete fundamentalmente se compone de 2 partes: la mecánica y la electrónica. La electronica la forma el amplificador, una placa llena de componentes, normalmente comunes como condensadores, transisitores, resistencias, y siempre o casi siempre un circuito integrado, además de un transformador que constituye la fuente y los altavoces que emiten sonido.

La parte mecánica es conformada por la pletina, un soporte donde se pone la cinta, se mueve y se lee. La pletina suele ser de hierro o plástico, y tiene un motor el cual transmite el movimiento a traves de unos engranajes y gomas hasta los cabezales que mueven la cinta. La cinta al ser movida choca la banda magnética por la parte inferior descubierta contra el lector, un componente pequeño gris en cuyo interior lleva una bobina de cobre que transmite el "sonido" de las partículas magneticas del medio hasta el amplificador con el que obtenemos el sonido.
La pletina además es la parte que más se puede estropear con un mal uso. Esa pésima reputación que obtuvo la cinta a causa de liarse es por esta parte. Además, el 80% de los casete viejos se estropean por este motivo, estando aún intacto el amplificador. Lo bueno es que es relativamente fácil  arreglarlos si se rompen por esta falla, cosa que enseñaré en una próxima entrada, eso junto con la causa de por que las cintas se lían, algo que casi nadie sabe, y que a mas de uno le traerá de cabeza. Si nuestro casete tiene rota la pletina es hora de salvarlo, tanto de esta manera como de arreglarlo para volver a leer cintas. Tengamos en cuneta que el casete es mejor que cualquier otro medio de reproducción, aunque se haya quedado obsoleto, principalmente por el tamaño que no encaja con la nanotecnología actual, lo demás solo son ventajas.

Vamos a comenzar a manipular el aparato, no sin decir antes que el método que vamos a usar para convertir nuestro casete en un amplificador es el más apropiado de los ya existentes. He visto a gente utilizar auriculares, o comprar una cinta con una salida de cable jack que en lugar de tener en su interior la cinta magnética, tiene un lector igual que el de nuestro radiocasete, siendo utilizado para transferir por medio de su bobina el sonido que se recibe por el cable jack hasta la bobina de nuestro lector, y desde ahi pasar al amplificador el cual hara que se escuche por nuestors altavoces. Estas cintas suelen tener problemas de volumen o de otro tipo de cosas, al menos por lo que he oido de la gente. Siendo esto asi, resulta más que conveniente abrir nuestro aparato, sacar unos cablecitos y ya está. Además este tipo de medios suelen dar demasiado treble a nuestro sonido y lo dejan insoportable. Esta forma no.

A si que destornillador en mano y vamos a abrir nuestro perfecto casete. No merece la pena abrir un walkman ya que carecen de altavoces y tendrás que ponerle auriculares, algo inutil si lo vas a usar con un mp3, al que le puedes meter los cascos directamente.

Quitamos los tornillos por la parte de detrás, o de arriba, o donde sea, si es una radio de coche.

Cuidado que algunas radios tienen los tornillos por donde no te imaginas, como esta, por delante, cuyos huecos de atrás pueden confundirte.

Y cuidado con los tornillos fantasma escondidos en ciertos lugares reconditos, además siempre abrir la radio con la bandeja de la pletina abierta, ya que si no se engancha y no se abre o puede sufrir daños.

Ahora, tras despejar la carcasa trasera o delantera nos encontraremos con algo de esto. La antigüedad de nuestro aparato puede notarse según la forma y la distribución del circuito impreso, la pintura aislante utilizada(en el caso de la derecha ninguna, significa mucha antigüedad) o los componentes, su forma, su olor y sus condiciones... Normalmente, los circuitos cuadrados, adaptados a una medida determinada, resistencias de color carne, componentes brillantes... significa poco tiempo, de los años 90 o 2000. Por el contrario, circuitos impresos con unas formas más redondeadas, sin cuadrar, con resistencias rojas, condensadores poco brillantes, cables rígidos, o directamente circuitos impresos sin pintura como en la derecha son signos de que el aparato es veterano (años 70 u 80). A pesar de esto, no hay ningún problema, todos son amplificadores y van a funcionar bien y serán igual de fáciles de adaptar.

Cuando lo tenemos abierto, el siguiente paso es simple: hemos de buscar la pletina, y tras encontrarla, encontrar un cable gordo de color negro o gris, que seguramente es el del lector. Ese cable puede contener de 2 a 5 cables en su interior, la gente suele llamar a este tipo de cables "manguera", creo que ya lo dije en una entrada de master system anterior. Aún asi lo seguiré llamando cable. Y este cable, es el que hay que cortar, por un poco mas de la mitad, cerca del lector. Sabemos que ese cable unía el panel con la pletina, asi que al cortarlo, nos centraremos en la mitad del cable que ha quedado soldado al panel, ya que es esa la que nos interesa, y dejaremos por ahora la de la pletina sin hacer nada

Una vez cortado lo pelamos, quitando el forro y dejando al aire los cablecitos del interior, que tambien hemos de pelar.

Ahora, llega el momento de la verdad. Si nuestro casete era MONO (De un solo altavoz), ahi nos encontraremos posiblemente:
A- Un cable de color blanco o rojo, y un cable de cobre al aire, sin forro ni protección.
B- 2 cables de color, por ejemplo uno blanco y uno rojo, sin más nada.
C- 2 cables de color, por ejemplo, uno rojo, uno amarillo, y un cable de cobre sin protección ni forro.

Eso respecto a los MONO, dependiendo de su marca y su antigüedad. Ahora, si nuestro casete era ESTÉREO (De 2 altavóces), en ese cable podemos encontrar:
A- 4 cables de distinto color, y un cable de cobre sin forro ni protección.
B- 4 cables de distinto color y nada más.
C- 2 cables de color, por ejemplo, uno rojo y uno blanco, y un cable de cobre sin forro ni protección

Hasta ahí todo bien, ahora simplemente tenemos que ver que conectar con que. Cogemos nuestra clavija jack y pelamos su cable unos 2 centímetros, luego quemamos sus puntas con el mechero para hacerlas conductoras, ya que tienen un barniz protector para evitar el cortocircuito en el interior del cable. Tras esto, si hemos verificado que tipo de audio tiene (mono o stéreo) vamos a conectar la clavija jack al cable del panel. Como el volumen que aportan ciertos aparatos emisores de audio es demasiado alto para nuestro amplificador de casete, es necesario implementar un potenciómetro. Su diagrama de conexión está aquí:



Conexión mono
Para un casete mono, la conexión es algo más facil que para un estéreo. En el cable de la clavija jack, hemos de unir los canales que están en estéreo, es decir, el cable rojo con el cable azul, y un cable amarillo con otro. A veces, en los cascos del tren, podemos encontrar 2 rojos  y ninguno azul. En ese caso unimos los 2 rojos y los 2 amarillos y ya está. Ahora, si nuestro casete es de tipo A, unimos los 2 amarillos con el masa, que es el cable de cobre sin protección ni forro. Luego, unimos el rojo y el azul con el cable forrado, que será por ejemplo blanco o rojo, y lo dejamos así.

Si nuestro casete es de tipo B, unimos los amarillos con uno de los 2 cables forrados, y el rojo y el azul, con el otro cable forrado restante, y lo dejamos así.

Si nuestro casete es de tipo C, unimos los amarillos con uno de los 2 cables forrados, y el rojo y el azul, con el otro cable forrado. Con el cable de cobre sin forro no hacemos nada, podemos cortarlo.

Conexión estéreo
 La conexión de un stereo es un tanto más compleja, por mas nada que por la gran presencia de cables, y lo complejo que se me hace explicarlo aqui, mediante escritura. A pesar de esto, si nuestro casete estéreo es de tipo A, hemos de mirar en el lector, a ver que cables están, uno al lado de otro. Aqui pongo una foto para facilitar la comprensión.

Esn esta foto, vemos que el cable rojo esta al lado del azul, y el cable negro está al lado del blanco. Sabiendo, reconocemos los colores de los cables, dejamos ya el cable gordo del lectror, y nos centramos en el cable grodo que va a la placa. Como los cablecitos que van dentro del cable gordo tienen el mismo color, tendríamos que juntar el cable azul con el cable blanco, y a estos 2 cables, les uniríamos los otros 2 cables amarillos de la clavija jack. Ahora, al cable rojo le uniríamos el cable rojo de la clavija jack, y al cable negro le uniríamos el cable azul de la clavija jack. Si nos basamos en esto, sacamos la conclusión de que para hacer la conversión de casete a amplificador hemos de conectar los 2 cables de la derecha del lector entre sí, y a estos, unirle los 2 cables amarillos de la clavija jack. Tras hacer esto, unimos el cable azul de la clavija jack con cualquiera de los 2 cables de la izquierda. Ahora unimos el cable rojo de la claviija jack con el cable restante de la izquierda del lector.

Si el cable de nuestro casete es de tipo B, haremos lo mismo que hicimos con el de tipo A, salvo que aquí no hay cable de cobre al aire.

Si el cable de nuestro casete es de tipo C, hemos de conectar con el cable de cobre sin protección los 2 cables amarillos de la clavija jack. Luego, conectar el cable rojo de la clavija con uno de los 2 cablecitos forrados, y tras ello, conectar el cable azul de la clavija con el otro cable forrado restante.

Bien, ya tenemos nuestro casete preparado para funcionar como un perfecto amplificador, pero ¿y si queremos tener un casete que nos sirva como amplificador y que a la vez pueda leer cintas? En este caso, solo hemos de pelar el cable gordo que viene de la pletina, y luego también pelar sus cablecitos. Por último, como ya tenemos los colores de cada cable, hemos de conectar simplmente los cables del mismo color. Es decir, tenemos un cable blanco que viene de la platina y otro cable blanco que viene del panel, al que  tenemos conectado un cablecito de la clavija jack tambien. Bueno, pues no hay problema, conectamos ese cable balnco con el otro cable blanco y ya esta. Si repetimos esta operación con todos los cables de distinto color, conseguimos que lea cinta a la vez que amplifique otro sonido. Foto de ejemplo:

Si era estéreo y unimos entre si varios cables a los que conectamos los 2 cables amarillos de la clavija jack, no hay problema, unimos esos 2 cables a los otros 2 del mismo color y ya está. Foto ejemplo:

Si no queremos usar más el casete como lector de cintas, en ese caso podemos incluso cortar los cables del motor para que no haga ruido,o incluso sacar la pletina entera y unir los 2 cables del switch para que el amplificador funcione sin pulsar ningún botón, y lógicamente el paso anterior podía haber sido saltado.

Ajuste del casete.
Tanto si vamos a utilizar el casete para leer cintas, como si solo lo usamos para amplificar, hemos de hacer unos ciertos ajustes y conexiones para poder hacerlo andar de buena forma.

 En primer lugar, enchufamos la clavija jack a un aparato que emita audio, principalmente uestro ordenador. Luego enchufamos el casete a la corriente o le ponemos pilas, lo ponemos en funcion "tape/off" si es un radiocasete, y pulsamos preferentemente la tecla play de la pletina, o conectar los 2 cables del switch si le sacamos la pletina anteriormente. Ahora el casete se pondrá en funcionamiento. Por último, ponemos una canción, y con e aparato en marcha, bajamos el volumen de nuestro aparato emisor de sonido hasta un punto donde se escuche perfectamente el sonido, ya que si damos demasiado volumen se escuchará fatal.por último, ponemos una cinta a ver si tambien la podemos escuchar. Si todo esto salió bien, (se supone que aún no hemos cerrado el casete) solo nos queda aislar las conexiones de los cables con cinta o fiso, y cerrarlo otra vez de nuevo con sus tornilos para seguir utilizandolo en la reproducción de sonido.
NOTA: Si amplificamos sonido a la vez que escuchamos una cinta, los sonidos se mezclarán y es muy posible que se estropee el audio de esa cinta, por un motivo que explicare en la construcción de un grabador de casetes castero.

Espero que no haya ningún problema adicional, si no contadmelo si teneis una cuenta, y yo ayudo a solucionarlo.

Un saludo, hasta la proxima.