BIENVENIDOS

Conozcan mis historias sobre una master system, mis aparatos, cacharreo y demás ideas, por supuesto retro.
Disfuten de mi blog.

martes, 25 de abril de 2017

Televisor Goldstar

En esta ocasión presento un aparato bastante común. Se trata de un televisor de 14" pulgadas marca Goldstar. Básicamente todos hemos tenido una TV CRT de 14" alguna vez. Sin embargo decidí contar la historia pues para... enfatizar un poco y simplemente contar algo (?

La historia de esta TV se remonta a un gran dia de yanderismo cuando venía del colegio, en el camino a casa la encontré tirada en el suelo al lado del contenedor. Pobrecita no?
Menos mal que la encontré yo antes que un chatarrero, si no le hubieran roto el cuello del tubo para llevarse el cobre y hubiese sido su fin :/



La TV parecía como si ya hubiese sido abierta la carcasa de atrás, los tornillos estaban mal puestos, medio abierta y faltaba el cable de corriente. Supongo que antes de tirarla decidieron quitarselo y en lugar de cortarlo, la abrieron.

Como llevaba un destornillador la abrí y miré allí mismo que todo estuviera correcto.
La placa tiene un diseño relativamente bueno, al estilo principios-mediados de los 90. Es coreana y al menos la ingeniería es medianamante buena. El modelo completo es Goldstar CB-14A80. Estaba bastante sucia y llena de sulfatos, como si la TV hubiese sido guardada en un ambiente bastante malo. Puede que estuviese muchos años guardada en una terraza lloviendole adentro y todo.


La televisión es producida por GoldStar, una marca coreana, sin embargo no ponía el lugar de fabricación. Dentro de esta se pueden encontrar varios semiconductores chinos tipo KIA. Los semiconductores donde pone KIA son una copia china de los TDA fabricados por marcas como ST.
El amplificador de audio sin embargo, curiosamente es un TDA2003 de marca original ST. Este va conectado a un pequeño altavoz frontal de 16 Ohmios que no es gran cosa, sólo da el sonido justo para una TV de 14 y se hace bastante soportable. Me recuerda bastante al sonido de la Telefunken MP-145 donde me hartaba a ver episodios de Mirmo.
En la fuente de alimentación, todo parecía estar en orden. Ni fusible roto, ni diodos quemados, ni condensador ensanchado...

El tubo de imágen es marca Samtel, fabricado en india con la colaboración del diseño de Fujitsu, y data literalmente del 16 de Agosto de 1995. Los tubos de los 90 no se estropean y siguen dando buen uso. Basicamente la forma en la que está hecho es semijaponesa, pero la empresa que lo ha fabricado y su construcción ha sido en India. Cuando lo vi dije "Oh, una TV japonesa! De la época de evangelion y Tokyo babylon!" pero en seguida me vine abajo al leer lo de made in India... Esto puede dar desconfianza, pero realmente Samtel no es una mala marca allí, ha sido conocida en la India y ha dado buenos resultados en sus productos.


Una vez que comprobé que no parece haber nada malo en la TV visualmente, fui a comprobarla a una toma de corriente. Llevaba un enchufe, lo amarré a los contactos del anterior y le di corriente. Sorprendentemente se empezó a escuchar el pitido de alta frecuencia del transformador de lineas y la Tv empezó a verse.


Parece que otra vez más, tiraron una TV en buen estado de funcionamiento.

La guardé por varios sitios, incluyendo un secadero abandonado y un descampado donde la gente arrojaba los escombros. Así estuvo algun tiempo.

Un dia de gran yanderismo y netorarismo, me sentia amorosamente mal y mi estado de animo había caido. Necesitaba desconectar al menos por un rato, pese a las ganas que tenia de hablar con la persona culpable de mis males. Para distraerme esa tarde, utilicé mi NES clónica en esta TV y los conecté en una toma de corriente exterior. Así fue como en un ambiente campestre y oscuro, se vió encendida esta TV con una segunda oportunidad para demostrar que a diferencia de mi, este aparato sí que podía seguir adelante, por mucho uso que haya tenido y muy mal que la hayan tratado. Eso es algo que me gusta de los aparatos, y en lo que me refugio cada vez que estoy triste...

Al probarla con imágen, pude comprobar que no había ningun fallo de color, geometría o demás, sin embargo la calidad no era demasiado alta, claro que yo puse el listón demasiado alto, después de haber jugado la misma consola en una Sony Trinitron de pantalla plana, que también encontré con el cable cortado... (malas personas! :/)


También tenia el brillo algo bajo, subí un poco el screen del flyback y regulé el brillo desde el OSD. El OSD que trae es suficiente para las funciones de la TV.


En una pagina lleva los parametros de imagen, en otro las opciones de usuario estilo temporizador y demás, y en la otra los ajustes de RF para sintonizar canales (hoy en dia práticamente inutil). Una vez que has hecho los cambios, has de guardarlos en la EPROM con el botón de al lado, y te dirá "STORED PP" de lo contrario se borrarán al apagarla. Por desgracia no lleva botón para el AV, y mi consola emite por composite, no por RF.


Tuve que coger un adaptador de los chinos de RCA a SCART y soldarle un cable en el pin 8, ese cable lo conecté a la alimentación de 5V de la consola para que la TV conmutase directamente a modo AV.


Después de ese dia, después de haberme tirado horas jugando, haber conectado el walkman con la cinta de Solesta! de Hatsune Miku, e intentar olvidar mis males por medio de la tecnología, cuando me dí por satisfecho y el frio de la noche empezaba a ser molesto, apagué todo, guardé de nuevo la TV en uno de esos sitios marginales y fuí de nuevo a mi casa.
Ese fué el último dia que usé la TV por meses, y pasó escondida allí comiendo polvo y tierra y toda la suciedad que pueda haber en el campo. Incluso vi por ahí pasar a algun que otro mendigo, supongo que estas TV están tan devaluadas que ni siquiera a los vagabundos les interesa cogerlas. Solo esperaba que alguno de esos dias que iba a verla, no estuviese, o la encontrase abierta con el yugo roto y las bobinas quitadas, siendo el fin de la vida útil de esta tv...


Pero sin embargo no fué así. Meses después, un gran amigo mio y yo quedmos para ver toda la kawaiiosidad que podían ofrecer las plataformas de mediados de decada de Sony, con el juego para PS2 de Strawberry Panic!
La proposición fue mas allá de una Tea Party. Tenia tanto hype que necesitaba una TV aunque fuese gorda para llevarse la consola y seguir jugando allí, ya que le serviria para aprender japones y tener una fuente de kawaiiosidad suficiente para dar animos!.

Entonces, la mas cercana era esta TV GoldStar. La trajimos a casa llena de mierda (es normal después de haber estado meses en la calle...), le soldé en la placa un cable de corriente nuevo y probamos de nuevo que funcionase. Como él no iba a estar conectando una fuente de 5v al pin 8 del euroconector, se usó un mando universal para ponerla en AV al jugar. Tras limpiarla superficialmente y probar la PS2, se veía lo suficientemente bien para leer los caracteres, y no era muy grande.

Al final, esa TV se convirtió en esto:

Supongo que esta imagen lo dice todo, todo lo bueno reunido en una mesa no?
Kirei desu ne? :3

La resolución, viveza del color y contraste de los tubos de imágen es ideal para cualquier kawaiiosidad japonesa. Lo importante es el contenido de ese juego, es lo que da viveza y utilidad a este aparato; a su vez, este aparato realza un poco los colores y formato de esa kawaiiosidad.



Aunque hay que reconocer que es algo pequeña y la imagen no es que tenga una calidad flipante, de todas formas esta bien. Igualmente, me gustaba verlo en la LCD porque se ve todo más grande, pero la de 14" tampoco está nada mal. La musica de ese juego y los gráficos eran muy agradables y está bien en todas las TVs. Lo importante es disfrutar de su contenido. Claro que aunque me gusten el resto de tecnologías, creo que seguiré usando CRT en todo lo posible.


Espero que nunca perdamos el interés por esta ficción que nos devuelve algo de felicidad. Es en parte lo que me sigue animando a ser un buen técnico y poder contribuir de la forma en que yo sé, a esta ficcion algún dia. Y también espero que esta TV pueda seguir funcionando muchos años más. Supongo que para cuando se estropee, ya sabré repararla, o por lo menos morirá feliz